Área Profesional

Hacia unas mejoras condiciones de la vida para las personas mayores

El cuidado de la tercera edad nos afecta a todos. Los jóvenes de hoy, serán mayores mañana. Mémora, en su compromiso con la sociedad, hace pedagogía en todo tipo de temas de salud con sus talleres. En sus Espacios de Apoyo ha organizado charlas sobre el envejecimiento activo, en los que se han tratado temas como la sexualidad, la soledad y el buen trato hacia las personas mayores.

Uno de los conferenciantes de estas charlas es José Luis Buenache, responsable de desarrollo, formador y consultor en Servicios Integrales para el Envejecimiento Activo (Siena). "Nuestra relación con Mémora comenzó con el estudio “La sexualidad en las personas mayores” presentado en FiraGran en 2016. Fue un éxito y desde entonces no hemos dejado de colaborar con una apuesta clara por la responsabilidad social hacia los mayores. De hecho, en esta edición de FiraGran, presentaremos un estudio sobre abuelos esclavos", afirma Buenache.

Un país en el que la tercera edad está bien cuidada demuestra tener una sociedad avanzada. Todos participamos en el ciclo de la vida, y si en la juventud luchamos por los derechos de los más mayores, cuando llegamos, también nos veremos recompensados. Según Buenache, "existe mucho tabú respecto a la sexualidad, la soledad o el buen trato. Queremos fomentar el envejecimiento activo y mejorar las condiciones de vida de las personas mayores. Cuando vemos que una persona mayor muere sola en su domicilio, se nos remueve todo; cuando vemos maltrato financiero, nos cae el alma a los pies. Aportamos nuestro grano de arena para que tanto hoy, como mañana cuando seamos mayores, todos tengamos mejores condiciones de vida ".

RESPONSABILIDAD. El taller de ‘Sexualidad en personas mayores’ tiene como objetivo desmontar el concepto clásico de sexualidad. De esta manera, las personas mayores compruebna que se trata de un compendio de muchos elementos. Una vez hecha la reflexión inicial, se hace un recorrido desmontando todo tipo de tópicos, tratando los mitos y los estereotipos desde un punto de vista sociológico. "Es el que mejor funciona. El estudio que hicimos en 2016 tuvo una gran repercusión y se interesaron muchas personas. Ya lo hemos impartido en diferentes puntos de Cataluña ", apunta Buenache.

Por su parte, el taller de ‘Soledad en los mayores’ consiste en diferenciar entre estar solo y sentirse solo. El objetivo de la charla es sensibilizar sobre la soledad de las personas mayores. A medida que nos hacemos mayores y cuando llegamos a la llamada cuarta edad es fácil irse quedando solo por el camino, así que hay que buscar fórmulas que permitan mantener vínculos y comunidad. "Es muy difícil reconocer que nos sentimos solos. Es otro de los tabúes. Nosotros estamos para romperlo y que llegue a la población ya los profesionales ", comenta Buenache.

Por último, el taller de ‘Buen trato’, en lugar de hablar de maltrato, se busca el refuerzo positivo, fomentando el buen trato, y de esta manera prevenir los malos tratos. Este cambio en los términos proviene del año 2012, en una iniciativa del Consejo Comarcal del Solsonès, que luego adaptaron otras instituciones de Cataluña. Este es el más nuevo de los talleres impartidos por Siena y Mémora.

En las conferencias acuden tanto mayores como profesionales, y se produce una gran interactuación. Son temas de interés, y la charla se realiza con cercanía y naturalidad. "Se produce una mezcla interesante en el público, porque si la hiciéramos en un centro sólo vendría gente mayor; y si la realizáramos en un entorno profesional, sólo vendrían profesionales. En nuestro taller se juntan todos, y de esta manera, se produce un enriquecimiento para todas las partes. No dejamos de aprender de sus experiencias ", apunta Buenache.

EDUCACIÓN. El desconocimiento no sólo pertenece a los mayores; al contrario, abarca cualquier franja de edad. No existe una gran pedagogía sobre temas como la sexualidad, la soledad o el buen trato a la tercera edad. Unos conocimientos vitales. "Necesitamos más normalidad a la hora de tratar estos temas. Deberían formar parte de los currículos educativos, y de esta manera, tendríamos una sociedad mejor. Son conceptos que deberían estar normalizados: hablar de sexo no debería ser extraño; el buen trato no debería tener un taller. Sin embargo, nos toca sensibilizar y remover conciencias, y si este taller hace cambiar el chip, estaremos orgullosos", concluye José Luis Buenache.